El culto de la memoria: cuando la historia hace más daño que bien

Es una verdad de perogrullo que nosotros debemos recordar el pasado o de lo contrario estar condenados a repetirla. Pero hay veces que cuando mejor se olvidan algunas cosas


Como reportero en la guerra de Bosnia, en 1993 fui a Belgrado para visitar Vuk Drašković, el político nacionalista servio y escritor que entonces lideraba la oposición masiva contra el régimen de Slobodan Milošević. Drašković había dibujado apoyo liberal y ultra nacionalista en Serbia por su causa. Como estaba dejando a su oficina, uno de los ayudantes jóvenes de Drašković presiona un poco doblado de papel en mi mano. Resultó que en blanco excepto una fecha: 1453-el año ortodoxo Constantinopla cayó a los otomanos musulmanes.

Amigos míos que trabajaron en la ex Yugoslavia durante el croata y el bosnio guerras tuvieron experiencias similares en Zagreb y Sarajevo, aunque las fechas en cuestión eran diferentes. Parecía como si las "úlceras de la historia", como el escritor irlandés Hubert Butler llamadas una vez, permanecía unhealed más de medio milenio más tarde – al menos en los desesperados, degradación ambiente de aquel tiempo y lugar.

Y sin embargo, mientras alerta a la posibilidad de que la historia puede ser abusada, ya que sin duda fue en los Balcanes en la década de 1990, las personas más decentes todavía respalda sentencia célebre de George Santayana: "Quienes no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo". La consecuencia de esto es recuerdo como una especie de moral se ha convertido en una de las devociones más inexpugnables de la edad. Hoy en día, mayoría de las sociedades venera todos, pero el imperativo de recordar. Nos han enseñado a creer que el recuerdo del pasado y su corolario, la memorialising de la memoria histórica colectiva, se ha convertido en una de las obligaciones morales más altas de la humanidad.

Pero ¿qué pasa si esto es malo, si no siempre, entonces al menos parte del tiempo? ¿Qué pasa si memoria histórica colectiva, como realmente es empleado por las comunidades y las Naciones, ha llevado con demasiada frecuencia a la guerra y no paz, rencor y resentimiento en lugar de reconciliación, y la determinación de vengarse de lesiones reales e imaginarios, en lugar de comprometerse con el trabajo del perdón?

Esto es lo que sucedió en el sur de Estados Unidos después de 1865, donde después de las armas de la guerra civil quedó en silenciosas, otra forma de batalla rabiado sobre cuya versión del conflicto – la Unión victoriosa o derrotada Confederación – prevalecería. Como lo demuestra el reciente debate en Estados Unidos sobre la bandera confederada, batalla por la memoria, aunque disminuido, continúa hoy. Y como memoria histórica colectiva plaga la ex Yugoslavia en la década de 1990, hoy lo mismo es cierto en Israel y Palestina, en Irak y Siria, en el populismo nacionalista hindú del partido de Bharatiya Janata de la India y entre los jihadistas y los islamistas en el mundo musulmán y en la diáspora musulmana en Europa occidental, Norteamérica y Australia.

Esto no es sugerir que existe una solución fácil. Por el contrario, es probable que la necesidad de los seres humanos de comunidad, convincente ya en tiempos de paz y abundancia, llega a sentirse como un psíquico y necesidad moral en tiempos difíciles. Pero al menos no que hacer la vista gorda a los altos precios que las sociedades han pagado y siguen a pagar por el consuelo del recuerdo.

Memoria histórica colectiva no es tiene favoritos en el pasado. Esto no es una simple cuestión de inexactitud deliberada o de lo contrario, del tipo uno se encuentra en la miniserie de televisión contemporánea muchos que intentan recrear una época histórica pasada – The Tudors de Showtime, decir, o Roma de HBO. Cuando los Estados, partidos políticos y grupos sociales apelan a la memoria histórica colectiva, sus motivos están lejos de ser trivial. Hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, el objetivo de esos llamados fue casi siempre a fomentar la unidad nacional. Sería reconfortante creer que detestable regímenes se han dado más a esta práctica que decente. Pero la realidad es que se han hecho tales esfuerzos para movilizar y manipular memoria colectiva o fabricarlo por regímenes y partidos políticos de casi todo tipo.

Incluso ha habido veces cuando los movimientos políticos rivales han competido para la "propiedad" de una figura histórica particular que se cree encarnar la nación. Un caso fue Juana de arco en Francia del siglo 19. Para la derecha, fue visto como el emblema de la determinación de Francia para repeler invasores extranjeros, mientras que para los franceses en gran medida anticlerical izquierda, ella fue una víctima de la iglesia que había condenado a ser quemado en la hoguera. Una vez que la iglesia católica beatificó su en 1909 (que luego fue canonizada en 1920), la izquierda ya no creíble podría reclamar como uno de los suyos. Sin embargo, la «memoria» de Juana de arco continuó disputará. Se convirtió en un punto de convergencia para la derecha, en primer lugar para el movimiento católico conservador extrema, la Action Française y el gobierno de Vichy durante la segunda guerra mundial, entonces, a partir de la década de 1980, para el partido de extrema derecho francés, frente nacional. El FN conmemora Juana de arco cada 1 de mayo, no por casualidad la fecha de la izquierda más importantes vacaciones anuales.

El esfuerzo de inculcar una «memoria colectiva», para sugerir que como Juana de arco encarnado la lucha de Francia contra los invasores extranjeros Inglés de su tiempo, así que también hace frente nacional de hoy, esta vez contra los musulmanes y otros inmigrantes – representa una distorsión grave de la historia. Sin embargo, la manipulación de la derecha de Juana de arco es no más inexacta que los esfuerzos determinados del social demócrata Partido nacional escocés para apropiarse de la figura de William Wallace, el noble de finales del siglo 12 que fue un líder temprano de guerras medievales de Escocia de la independencia, para sus propios fines ideológicos y electorales.


En todo caso, William Wallace que el SNP sostenido hacia fuera como un modelo para los votantes escoceses parece aún menos a la figura histórica que hace la Juana de arco, considerada por el frente nacional. Es probable que Hollywood gracias por esto: el SNP capitalizó biopic absurdo de Gibson de Wallace, Braveheart, con el lanzamiento de la película en Escocia en 1995 para poner en marcha una campaña de reclutamiento masivo para el partido. Voluntarios repartieron folletos a espectadores cuando salían de cines en toda Escocia que leer, en parte: «has visto la película, se enfrentan ahora a la realidad... Hoy, no es sólo bravehearts que optan por la independencia, es también sabias cabezas." La yuxtaposición era evidentemente absurda, y que aún parecía no tener ningún problema de redacción, a causa de su partido, una figura que, aparte de su campaña militar de 1297 – 98 y los Chistera detalles de su ejecución pública por los ingleses en 1305, del SNP entonces Vicepresidente, Paul Scott Henderson, prácticamente no se sabe nada. "En términos modernos," Scott le dijo a un entrevistador, "los deseos del nacionalismo cívico son exactamente los mismos [de Wallace]".

* * *

yo no estoy prescribiendo amnesia moral aquí. Para ser totalmente sin memoria sería ser sin un mundo. Ni que estoy argumentando contra la determinación de un grupo al medio a sus muertos o exigir el reconocimiento de sus sufrimientos. Para ello sería a una clase de moral y psicológica de uno mismo-mutilación de proporciones trágicas. Por el contrario, demasiado olvidar es apenas el único riesgo. También es demasiado recordar y en el temprano siglo XXI, cuando las personas en todo el mundo están, en palabras del historiador Tzvetan Todorov, "obsesionado por un nuevo culto, que de la memoria", este último parece haberse convertido en un riesgo mucho mayor que el anterior.

Hyperthymesia es una rara condición médica que se ha definido como siendo marcado por la "inusual recuerdo autobiográfico". La revista médica Neurocase: bases neurales de la cognición identifica sus dos características principales: primero que una persona pasa "una cantidad anormalmente grande de tiempo pensando sobre su pasado personal" y segundo que la persona "tiene una extraordinaria capacidad para recordar eventos específicos del pasado personal [su propio]".

El ojo escéptico, la elevación contemporánea del recuerdo y la degradación del olvido, estas pueden venir a parecer nada tanto como hyperthymesia escritura grande. Recuerdo, sin embargo importante un papel puede desempeñar en la vida de los grupos, y lo moral y ético exige responde, implica riesgos que a veces también tienen un carácter existencial. Durante las guerras o crisis sociales y políticas, el peligro es no lo que el historiador americano Yosef Hayim Yerushalmi llamó el "terror del olvido", sino más bien el terror de recordar demasiado bien, demasiado vivo.

Estos son los casos en que es posible que mientras que olvidar hace una injusticia al pasado, recordar hace una injusticia hasta la actualidad. En tales ocasiones, cuando el colectivo memoria condena las comunidades sientan el dolor de sus heridas históricas y la amargura de sus agravios históricos no es el deber de recordar, sino un deber olvidar debe ser honrado.

¿En estas situaciones, al menos, es posible al estado con confianza que es peor, recordar u olvidar? No puede haber ninguna respuesta categórica. Pero dada la tendencia de la humanidad hacia la agresión, entonces es al menos posible olvidar todos los sacrificios que impone, puede ser la única respuesta – y como tal debe ser motivo de una medida de alivio, en vez de consternación. Hay muchos ejemplos históricos de olvidarse tomar lugar tan lejos antes de lo que razonablemente podría haber sido esperan. Como una ilustración, cuando el General Charles de Gaulle tuvo su histórico cambio en el corazón y decidió que Francia tendría que acceder a la independencia de Argelia, uno de sus asesores se dice que han protestado, exclamando: "ha sido derramado tanta sangre". A que De Gaulle respondió: "Nada se seca más rápido que la sangre."

Poner el dilema aún más claramente, recuerdo puede ser el aliado de la justicia, pero no es confiable amigo para la paz, mientras que el olvido puede ser. Un ejemplo de esto es el llamado pacto del olvido (Pacto del olvido) entre la derecha y la izquierda, mientras que nunca se formalizó, era esencial para el acuerdo político que restauró la democracia en España en la década de 1970 después de la muerte del dictador General Franco. La transición democrática vino en las alas de reescritura y de olvidar. Las innumerables avenidas y bulevares que habían sido nombrados después de Franco, él mismo o sus subordinados prominente tras la victoria de los fascistas en 1939 fueron retitulados. Pero en lugar de reemplazarlos con los nombres de republicanos héroes y mártires, los dirigentes españoles se optaron por utilizar nombres del pasado real.

El pacto del olvido iba a aplacar a leales a Franco en un momento cuando deseo la derecha incluso tolere a la transición fue asegurado nada. Desde el principio, el Pacto tuvo muchos detractores, no solo en la izquierda. Y aún un número considerable de aquellos que no la opuso en principio pensó que no tendría éxito a menos que acompañado por una Comisión de la verdad sudafricana o estilo argentino. Pero finalmente cayó ante un magistrado para tratar de iniciar a través de procedimientos judiciales lo que los políticos continúan firmemente se niegan a contemplar. En 2008, el juez Baltasar Garzón abrió una investigación sobre la muerte de las 114.000 personas estimadas que han sido asesinados por el lado fascista durante la guerra civil y en las décadas posteriores de la regla de Franco. Garzón también exigió abrir 19 fosas páginas y los cuerpos exhumaron.

Los esfuerzos de Garzón eran inmensamente polémicos en España, no sólo porque muchos españoles aún estaban convencidos de que el pacto del olvido había trabajado, pero también porque la ley de Amnistía de 1977 sostiene que los asesinatos y atrocidades cometieron por ambos lados durante la guerra civil que podría clasificarse como haber tenido lo que la ley llama "intención política" al abrigo de la persecución. Garzón negó que él había excedido su autoridad. "Cualquier Amnistía ley," él discutió, "que pretende encubrir un crimen contra la humanidad no es válido en derecho". Sus muchos seguidores en España, la más ardiente de los cuales perteneció a la Asociación para la recuperación de la memoria histórica, de acuerdo e hicieron mucho para influir en la opinión pública española a favor de lo que estaba tratando de hacer. Y aunque, al final, tribunales más superiores no sólo revocó Garzón llegó a suspenderlo del poder judicial (en el 2014 se convirtió en uno de los abogados de plomo representando el fundador de WikiLeaks, Julian Assange), sus partidarios nunca han flaqueado en su convicción de que acciones de Garzón representaban la respuesta sólo éticamente lícita. Esto fue resumido por la pregunta retórica que ha aparecido intermitentemente en la Web de la Asociación: "¿por qué los autores de la Constitución queda mi tío en una zanja?"

La tendencia general entre los activistas de los derechos humanos, incluidos a los miembros de la judicatura como Garzón, ha sido la presente ley y la moralidad como inseparables, por lo menos en casos cuando el asunto bajo consideración es claramente dentro de la jurisdicción de un tribunal. Y porque la mayoría de ellos supone que la justicia es la condición esencial para una paz duradera, tienden a minimizar el riesgo de cualquier políticos y sociales las consecuencias negativas de sus acciones. Pero en caso de que ocurran tales consecuencias, su postura ha sido generalmente que es responsabilidad de los políticos y no suya, a resolverlos.

Sería deshonesto para centrarse en los tiempos cuando recuerdo no puede ser útil para la paz y la reconciliación o puede haber sobrevivido a su utilidad, sin reconocer las muchas instancias en que olvidar, también, puede han limitado uso. Este es un punto que la Asociación para la recuperación de la memoria histórica repetidamente en su campaña en apoyo de lo que Garzón estaba tratando de hacer. Desde un punto de vista analítico, además, el grupo hizo un punto válido cuando argumentó que "la ley de Amnistía fue clave para pasar de una atroz dictadura a la democracia y durante años se beneficiaron de amplio apoyo popular. Pero en esta década [año 2000], las víctimas dio vuelta a un gobierno de izquierda para que ya no habrá impunidad para los crímenes contra la humanidad [cometidos durante la guerra civil y bajo la dictadura franquista]. "

La asociación también tenía probablemente razón cuando afirmó que España siglo 21 ya no necesita el pacto del olvido, igual que cuando el documental la tristeza y la pena finalmente salió al aire en la televisión francesa pronto llegó a estar claro que Francia había cambiado suficientemente que la verdad sobre lo ocurrido durante la ocupación Nazi no causó graves daños a la ecología moral o histórico del país.


Los lugares en que esto ha aplicado en el pasado muy reciente o se aplica ahora son glaringly obvios: los Balcanes, Israel y Palestina y gran parte del resto del Medio Oriente, Irlanda del norte. En otros lugares, es tanto una cuestión de "olvido ahora" a partir de la comprensión de que en algún punto en el futuro, si ese momento llega relativamente rápido o es diferido, victorias, derrotas, las heridas y rencores se conmemora ser mejor dejar ir. La lista incluiría, para empezar, Sri Lanka, Colombia, Ucrania. También incluiría los Estados Unidos y la memoria de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Porque incluso si los estadounidenses no están aún preparados para afrontar esta realidad, la llamada guerra global contra el terrorismo terminará algún día, tal como lo hizo la segunda guerra mundial, y tarde o temprano tendrá 9/11 no más resonancia que Pearl Harbor hace hoy en día.

* * *

Incluso el trabajo de duelo, esencial como es, finalmente debe terminar si la vida es ir en. Tal vez algunos recuerdos son vistos como demasiado precioso para los seres humanos a abandonar. Para las sociedades, especialmente las sociedades y grupos que se sienten bajo amenaza existencial o quieren imponer su propia religión, o valores o demandas territoriales de sus vecinos, la posibilidad puede ser todavía más remota. Consideremos, por ejemplo, el uso de Isis, al-Qaida y otros grupos yihadistas, y, de hecho, muchos clérigos islámicos, desde Indonesia hasta los suburbios de París, han hecho de las palabras "cruzada" y "cruzado".

Como el historiador social de Cambridge Paul Connerton ha señalado: "los historiadores musulmanes medievales no comparte con los cristianos medievales europeos el sentido de ser testigo de una gran lucha entre el Islam y la cristiandad para el control de Tierra Santa." Connerton agregó las palabras "cruzada" y "cruzado" nunca aparecen en las crónicas musulmanas y otros escritura histórica del tiempo; en su lugar utilizan los términos "Francos" o "infieles". Pero según Connerton, empezando durante el siglo XIX "un cuerpo creciente de la escritura histórica árabe ha tomado las cruzadas como su tema," con el término convertirse en "una palabra clave para las intenciones malignas de las potencias occidentales... que culminó con la Fundación del estado de Israel". En lectura de Connerton, al menos, uno de los efectos de cada una de las guerras Arabe-israelíes ha sido galvanizar aún más estudios de las cruzadas.

Los cruzados como proto-sionistas! No puede ser historia, pero es un caso clásico del despliegue de la memoria colectiva política al servicio de la solidaridad a gran escala. El hecho de que prácticamente nada en el árabe contemporáneo escritura sobre las cruzadas apoya memoria colectiva del mundo árabe de las penas es ni aquí ni allá. El mito llena una necesidad y posteriormente se puede fabricar lo suficientemente convincente para cautivar e inspirar a aquellos a quienes se dirige. Pensar como la transformación de la herida en el arma.

Menos de dos meses después del 11 de septiembre los ataques, Osama bin Laden grabó un discurso en el que describió la invasión estadounidense de Afganistán, que era entonces empezando como vinculado a "una larga serie de guerras de cruzadas contra el mundo islámico". Estos no sólo sucedió en el período inmediato post-primer-mundo-guerra en la que, como él lo describió, "el mundo islámico entero cayó bajo la bandera del cruzado – bajo los británicos, los gobiernos francés e italianos". Para Bin Laden, estos esfuerzos en la conquista habían llevado a cabo sin tregua durante todo el siglo XX e incluyeron guerras de Rusia en Chechenia y la actuación de "el cruzado australiano fuerzas [que aterrizó] orillas Indonesia... separar a Timor Oriental, que forma parte del mundo islámico".

Los últimos 20 y principios del siglo 21 en el mundo islámico han sido un cementerio de muchas formas de racionalidad, pero sobre todo de escepticismo. Y en el contexto de la piedad y resentimiento ahora funcionando en la comunidad, parece inconcebible que por lo menos un gran número, aunque por supuesto no todos, de los que vieron el discurso de Bin Laden en las redes sociales se encontraron "Recordando" esta cruzada "pasado", en el que un desfile de figuras de Balián de Ibelín (c1143 – 1193), el gran cristiano caballero del Reino de Jerusalén a John Howard , el primer ministro australiano, quien ordenó la intervención de Australia en Timor Oriental en 1999, fusible todos juntos para convertirse en líderes de la misma cruzada milenaria para subyugar el mundo islámico.

Que esto es una manipulación de la historia de la clase más groseros y es de hecho un ejercicio anquilosamiento de la imaginación política contemporánea deberían ser obvio. Pero esa comprensión de Bin Laden es aceptado como historia en todo el mundo islámico debe ser igualmente clara.

Una vez el crítico Leon Wieseltier advirtió que política nacionalista basada en la memoria colectiva puede "destruir la actitud empírica que es necesaria para el uso responsable de energía". Es una visión que acontecimientos en el Medio Oriente, ese campo de pruebas para el irresponsable usan de la energía – parecen confirmar todos los días. Para tomar sólo un ejemplo, cuando las fuerzas israelíes cercada Beirut en 1982, del Israel entonces primer ministro, Menachem Begin, anunció que las fuerzas de defensa israelíes (FDI) tenía el "Nazis rodeado en su búnker", aunque era Yasser Arafat y al Fatah que estaban atrapados en la capital libanesa. Fue un ejemplo paradigmático de lo que sucede cuando la memoria colectiva nacida del trauma se encuentra política y, sobre todo, expresión militar.

Israel ofrece que una ilustración Florida de memoria colectiva cómo desastrosamente puede deformar una sociedad. El movimiento colono rutinariamente apela a una versión de la historia bíblica que es tan grande una distorsión de la historia como la fantasía islamista sobre la supuesta continuidad entre el Reino de Jerusalén medieval y el moderno Estado de Israel. En la entrada de la avanzada del colono de Givat Assaf en la Ribera Occidental, se lee un cartel: "hemos llegado a casa." En una entrevista, Benny Gal, uno de los líderes del asentamiento, insistió: "En este punto exacto, hace 3.800 años la tierra de Israel fue prometida al pueblo hebreo." Shani Simkovitz, la cabeza del movimiento de asentamiento Gush Etzion Fundación, se hizo eco de reclamación de Gal: "más de 3.000 años, nuestros padres nos dieron una tierra, que no es Roma, no es Nueva York, pero esto: la tierra judía."

Incluso cuando es secular, corriente sionista memoria colectiva suele ser como mistico y como gran parte de una manipulación de la historia como estos puntos de vista. Considerar la simultánea mitificar y politización de la arqueología en Israel que ha llegado el punto donde becas y construcción del estado han llegado a parecer como dos caras de una misma moneda. Escrito en 1981, el Elon de Amos intelectual israelí observó que los arqueólogos israelíes eran "no sólo de excavación para el conocimiento y los objetos, pero para la tranquilidad de las raíces, que encuentra en el antiguo israelita sigue siendo disperso en todo el país". Agregó: "el estudiante de Arqueología y nacionalismo se verán tentado a tomar nota de los efectos catárticos aparente de ambas disciplinas."

Nada tiene esto sido más evidente que en el uso de las ruinas de la fortaleza de Masada, que fueron excavadas en la década de 1960 por Yigael Yadin, el retirado jefe FDI dado vuelta arqueólogo. Masada fue que los fanáticos judíos que habían levantado en rebelión contra la regla romana en el año AD70 hizo su soporte pasado y donde eventualmente cometieron suicidio en masa. Poco después habían completadas las excavaciones de Yadin, soldados en el cuerpo blindados del ejército israelí comenzaron a ser traído al sitio para su paso a desfiles. Allí, junto con las ceremonias estándar que acompañan el final de la formación básica en cualquier ejército, le cantan los egresados: "Masada no caerá otra vez." Como señaló Elon, tales evocaciones "históricas" fueron en realidad totalmente ahistórico. "Los zelotes de Masada," escribió, "sin duda habría opuesto carácter secular y occidentalizada del Israel moderno como se oponían a los judíos de la romanizada de su tiempo".


En 1963, Yadin dirigió una ceremonia de graduación del cuerpo de blindados de las FDI: "cuando Napoleón estaba parado entre sus tropas junto a las pirámides de Egipto, declaró: '4 mil años de historia mire sobre vosotros.' Pero qué no hubiera dado para poder decir a sus hombres: '4 mil años de su propia historia mire sobre vosotros.' "

4 mil años de historia. ¿Cómo puede una actitud empírica, necesaria para el ejercicio responsable del poder, competir con eso? Si la historia nos enseña algo, es que en política como en guerra, los seres humanos no se adaptan a la ambivalencia; responden a la fidelidad y certeza. Y así como el historiador de la 19th‑century que Ernest Renan sostuvo, en la medida que estos se pueden fortalecer por la memoria colectiva, no tiene importancia si los recuerdos en cuestión son históricamente exactos.

Yosef Yerushalmi piensa que el problema fundamental con la edad moderna fue que sin alguna forma de autoridad dominante, o ley moral, la gente ya no sabía lo que necesitaba para ser recordado y lo que con seguridad podría ser olvidado. Pero si fueron garantizados temores de Yerushalmi, y cualquier verdadera continuidad entre pasado, presente y futuro ha sido reemplazado por las memorias colectivas del pasado que son no más reales que las tradiciones inventadas, entonces seguramente ha llegado el momento para examinar nuestras devociones heredadas sobre el recuerdo y el olvido.

Un buen lugar para empezar podría ser el edicto de Nantes, emitido por Henri IV en 1598 para poner fin a las guerras de religión en Francia. Henri prohibió sencillamente todos sus temas, católicos y protestantes por igual, recuerda. "La memoria de todas las cosas que tuvo lugar en un lado o el otro de marzo de 1585 [hacia adelante]..." decretó el edicto, "y en todos los problemas anteriores, quedará extinguido y tratado como algo que no ocurrió." ¿Hubiera trabajado? ¿Podría tal amargura realmente han sido mitigado por autorización real? Desde que Enrique fue asesinado en 1610 por un fanático católico opuesto al Decreto, que finalmente fue no derogada, nunca sabemos. ¿Pero no concebible que nuestras sociedades gastar siquiera una fracción de la energía en olvidar que lo hacen ahora en recordar, entonces paz en algunos de los peores lugares en el mundo podría ser en realidad un paso más?

Como reportero durante la guerra de Bosnia, que fue en gran medida una matanza alimentada por la memoria colectiva, o, más precisamente, por la incapacidad de olvidar, que solía llevar con cada vez más arrugada y se descoloró copias de dos poemas, el fin y el principio y las demandas de la realidad, de Wisława Szymborska. En tanto, que más humano y antidogmatic de poetas, que una vez dice que su frase favorita "No sé", sin duda entiende el imperativo moral del olvido. Nacido en 1923, ella había vivido agonías de Polonia los alemanes y rusos por igual. Para ella, como para la mayoría de su generación, el suelo del campo de la nación y los adoquines de sus ciudades fueron bañadas en sangre, impregnada de recuerdos del personaje más trágico, intolerable y destructivo. Y sin embargo, en las demandas de la realidad, Szymborska escribió:

Demandas de la realidad
También afirmamos lo siguiente:
la vida continúa.
Lo hace cerca de Cannae y Borodino,
En Kosovo Polje y Guernica.

Qué articula Szymborska es el imperativo ético del olvido para que la vida puede ir – como debe. Y tiene razón hacerlo. Todo debe terminar, incluyendo el trabajo de duelo. De lo contrario nunca se seca la sangre al final de un gran amor se convierte en el final del amor de sí mismo y, como decía en España, mucho después de que la disputa ha dejado de tener cualquier sentido, la memoria de la rencor perdura.

En alabanza de olvidar por David Rieff se publicará por prensa de la Universidad de Yale la próxima semana

Realidad exige de Feria de milagro, de Wisława Szymborska, traducido por Joanna Trzeciak. Copyright © 2001 por Joanna Trzeciak

• Seguir la lectura larga en Twitter en, o signo hasta el email semanal largo leer.


Artículos Relacionados

¿Lapsos de la memoria: Cuando debe usted estar preocupado?

"El cascarrabias saludable" responde a preguntas sobre salud y envejecimiento en su columna semanal. Pregunta: ¿Cómo puede saber cuando debe ir a un médico para la pérdida de memoria? Respuesta: Esta es una pregunta seria que exige una broma par...

5 historias reales donde si usted escuchó que sería como "no"

Óperas del jabón son como lucha libre profesional para amas de casa, lleno de personajes extravagantes y enrevesado parcelas demasiado loca para vida real. Pero no todo el mundo llega a disfrutar de los alocada giros y vueltas desde la comodidad de sus so...

5 historias Hollywood ves en todas partes (que son siempre BS)

Sitios de entretenimiento se enfrentan a un serio problema: hay un número limitado de cosas que suceden todos los días, pero sus lectores se haga clic en una cantidad infinita de artículos, como alguien o algo que vagamente famoso participa. ¿La solución?...

5 historias de todo el mundo asume que están en la Biblia (pero no)

Teniendo en cuenta el hecho de que la Biblia cristiana es el libro más popular en la historia humana, es sorprendente cuán poco saben acerca de lo que es realmente en él. O tal vez no es un texto complicado compilado durante miles de años y como combinaci...

Una guía de los niños a Disneyland: 10 memorias mágicas para hacer

Si bien casi todos de Disneylandia pueden ser disfrutados igualmente por niños y niñas, hay ciertas cosas que uno géneros justo parece que aprecia más que el otro. Por supuesto, hay excepciones a los estereotipos de género, pero como van los viejos adagio...

6 mitos de la historia ridícula (usted probablemente piensa que son verdaderas)

Todo el mundo sabe que en el pasado estaban locos. Llevaban sombreros divertidos, utilizadas palabras como "por tanto" y no se nos inicia en los pantalones. Pero algunas de las anécdotas históricas que nos encanta repetir una y otra vez simpleme...

Cuando la abuela es una mierda (y lo que usted puede hacer al respecto)

Abuelas. En la una mano, un regalo inconmensurable. ¿Qué podría ser mejor que una mano de una mujer que ama a su hijo tanto como usted lo hace? Una mano de una mujer que ama a su hijo como hacer, pero no dice cosas que te loco. Personalmente no tengo ni e...

10 pequeñas historias acerca de la educación que merecen su atención

Aquí es decididamente más optimista al post de la semana pasada, sobre los 12 peores momentos de la educación en 2011. Si bien es importante para los padres saber sobre el porcentaje de profesores que han hecho cosas horribles, es igualmente importante re...

Amor sin niños: Cuando usted y su esposo no tienen nada que hablar sobre

El mes pasado, mi esposo y yo tomó nuestra primera de vacaciones sin niños en la historia de nuestros seis años de matrimonio. Y aunque las cosas no van por tan románticamente y perfectamente como los había imaginado en mi cabeza, el viaje fue una re...

David Hockney: «cuando estoy trabajando, me siento como Picasso, siento que soy 30'

David Hockney el año pasado dejó Yorkshire y regresó a su casa en las colinas de Hollywood después de una serie de eventos traumáticos en su vida personal. Aquí los 77 años de edad revela cómo California ha rejuvenecido, antes de responder a preguntas de...

Una historia de la suciedad, las personas que lo crearon

En 2002, dos colegiales en Londres ayudó a cambiar la cara de la música electrónica usando computadoras fueron dados para su tarea. Rápido y sucio peligro mirar atrás Ruff Sqwad A la altura de la bonanza económica hace una década, mientras futuros, champa...

Lo que este artista puede dibujar de memoria está a punto de cambiar la forma de que buscar en el arte

Cuando se trata de realismo en el mundo del arte, abundan los enemigos. Mientras yo personalmente amor realismo debido a la habilidad técnica involucrados (porque trabajo en un realista estilo de mí y estoy completamente y absolutamente sesgado), mucha ge...

Cuando un perro mamá vio un incendio forestal que se aproxima hizo algo increíble

Dicen que una madre hará cualquier cosa para proteger a sus hijos. Lo mismo pasa con las madres no humanas, también... Cuando un incendio causara estragos en la ciudad de Valparaíso, Chile, un perro de la madre no fue a esperar a que los seres humanos a v...

¿Recuerdas cuando Carly Fiorina hace un Terrible trato con Steve Jobs y había enterrado aún más HP de mierda?

En la política estadounidense, existe una fórmula para anécdotas que ganarse a los votantes. Pobres abuelos y despertares religiosos siempre juega bien y lo hace invocando el nombre de Santo capitalista Steve Jobs. Candidato presidencial del partido repub...